Intuición

On 23 junio, 2017 by Carlota

Aunque había nacido en Novelda, Jorge Juan siempre se había sentido, además, ciudadano del mundo. Quizás por eso, entre sus muchas inquietudes se encontraba  dibujarlo.

Desde niño había demostrado gran talento para este menester, por lo que poseía numerosos instrumentos destinados a ese fin. Sin embargo, cuando se trataba de representar el globo terráqueo siempre lo hacía a mano alzada, provisto tan solo de un pequeño carboncillo.

Lo hacía lenta y pacientemente, trazando una única y alargada línea curva, recurrentemente, día tras día, casi como una obsesión. Pero pese a ello, nunca conseguía concluirlo con éxito y aquella esfera siempre experimentaba un pequeño achatamiento. Era como si algo dentro de él le obligase a hacerlo así, como si el mismísimo trazo lo demandase por derecho propio. Así que, a pesar de quienes le reprochaban su error, continuó representándolo así., hasta que, un día, descubrió que su mundo era real.

Carlota García Fernández.

Microrrelato participante en el IV  Certamen Internacional de relatos Jorge Juan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.