Archive for : septiembre, 2018

post image

Cuando el camarero llegó a mi mesa recaí en que, entretenida en la tarea de observar, no había decidido qué tomar. Pensé ¿qué bebe un moderno? y por algún motivo, posiblemente porque he visto Zoolander demasiadas veces, mi primer impulso fue pedir un frappuccino  de moka y naranja. No tenían. Lástima, siempre había querido probar uno.

Miré a mí alrededor y pude ver que en muchas de las mesas había botellas de cerveza. Pedí una.

-Tenemos Pale Ale, IPA o Stout.

Sabía que existían más cervezas que la Budweiser que llevo bebiendo desde hace años, pero aquellos nombres me eran … Sigue leyendo...

post image

Dispuesta a convertirme en toda una antropóloga del moderneo he abierto mi  armario con la intención de buscar un look adecuado con el que adentrarme a explorar nuevos territorios. Nota mental: lo siguiente es ir de compras.

Tras un par de outfits fallidos finalmente he optado por ponerme unos pantalones vaqueros, unas converse y una camiseta de Charles Chaplin. ¿Clásicos modernos? Me recogido el pelo en un moño alto, una especie de voy despeinada sin querer, aunque armar el moño de marras me haya llevado más de veinte minutos. También me he puesto un poco de colorete, rojo de labios … Sigue leyendo...

post image

Llevo un buen rato dándole vueltas a cómo  poner en marcha mi plan para convertirme en moderna. He introducido en el buscador de mi ordenador “Cómo ser moderna” y han aparecido un montón de páginas de contenido variopinto. Había muchísimas. Esto de querer ser moderna debe de ser más frecuente de lo que yo creía. Al final he optado por una que decía “Conviértete en moderno en 10 simples pasos”, una especie de artículo que contiene un decálogo con instrucciones muy precisas para hacerlo bien.

Es algo largo, pero en resumen, tengo que: 1-Observar a otros modernos. 2-Cambiar … Sigue leyendo...

post image

Me llamo Carlota y estoy a punto de cumplir los 40. En realidad aún me faltan algunos meses. El caso es que cuando cumplí los 39 empecé a darme cuenta de que mi vida no se parecía demasiado a la que había soñado tener. No es que mi vida actual tenga nada de malo. Es solo que yo quería ser una intelectual y aún no lo he conseguido y me temo, que si sigo así, tal cual estoy ahora, tarde o temprano, acabaré llena de frustraciones y deseos insatisfechos. No quiero conformarme con ser una de las muchas licenciadas que … Sigue leyendo...